El día sábado 12 de diciembre se llevó a cabo un voluntariado en Salamar, en una comunidad de Alto Impacto. Se contó con la participación de 19 voluntarios, quienes con el apoyo de la comunidad y voluntarios de Glasswing, pintaron 4 murales del centro escolar y los muros del mismo y quienes además enterraron y pintaron llantas frente a la cancha de futbol para que las personas tengan donde sentarse. Del mismo modo, se apoyó con la donación de ropa y juguetes. Finalmente después del refrigerio que se les repartió a todos los miembros de la comunidad, los niños reventaron las piñatas.